¿Por qué hay que planificar a largo plazo?

¿Por qué hay que planificar a largo plazo?

Por Lourdes Hernández

Para introducir tu planificación financiera a largo plazo, te invito a responder las siguientes preguntas:

  1. ¿Te has preguntado a dónde se fue todo tu dinero cuando llega el fin de mes?
  2. ¿Alguien depende de ti financieramente?
  3. ¿Ves grandes cambios en tu horizonte?
  4. ¿Te preocupa poder ahorrar para la jubilación? ¿Sólo cuentas con la pensión del seguro social?
  5. ¿Estás inseguro de si tus inversiones reflejan tu tolerancia al riesgo, metas y cronograma?

 

Si contestaste “sí” a cuatro o cinco preguntas, analiza lo siguiente:

  1. Es bueno saber a dónde va tu dinero, por eso el secreto #1 de las finanzas personales es registrar los gastos. Así te aseguras de guardar para la educación de tus hijos y tu jubilación.
  2. Si alguien depende de ti, debes asegurarte de que esté protegido-a.
  3. Por más seguridad que tengas, las cosas pueden cambiar drásticamente de un momento a otro.
  4. Es bueno tener otras fuentes de ahorro para la jubilación, así puedes mantener tu estilo de vida y cubrir temas de salud que pueden presentarse.
  5. Cuando inviertes o pides crédito debes tener un equilibrio entre el riesgo, los plazos y el cronograma de pago.

Planificar es tener el mapa de ruta muy claro. Tal vez ya sabes en dónde estás este momento, ingresos, gastos, capacidad de pago, inversiones, ahorros, préstamos. Pero quizás no estás preparado para lo que viene después, ya sea un nuevo hijo, la educación familiar, la jubilación.

¿Cómo vas a llegar allá?

¿Qué obstáculos o cambios pueden aparecer? Una pérdida de trabajo, una boda, adecuación de la casa, un préstamo, un viaje, una herencia, la jubilación.

¿Qué meta tienes? ¿Por dónde debe ir tu ruta?

Anota las cifras aproximadas:

  1. Cuánto debes guardar mes a mes para tu jubilación
  2. Cuánto debe tener el fondo de emergencia
  3. Qué metas de ahorro debes tener al mes (y dónde lo vas a poner)
  4. Qué monto quieres guardar para cumplir otros sueños o necesidades familiares (nuevo bebé, padres ancianos, un miembro de la familia con discapacidad, otros)
  5. ¿Cómo vas a pagar tus deudas?
  6. ¿Cómo es tu presupuesto para los siguientes años, manteniendo una vida cómoda, sostenible y responsable?
  7. ¿Qué legado económico dejarás a tus hijos?

La vida es un viaje con muchas subidas, bajadas y vericuetos. Prepárate con un plan financiero, pide asesoría a un especialista cuando dudes o se presenten cambios y mantén una misma metodología.

Con planificación financiera, cumple tus objetivos y sueños personales y familiares.

Fuente: www.northwesternmutual.com

General Planificación y Presupuesto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.