5 consejos de autocuidado que puedes utilizar para mejorar tu salud financiera

5 consejos de autocuidado que puedes utilizar para mejorar tu salud financiera

General

El comienzo de un nuevo año suele inspirarnos para pensar dónde queremos estar y hacerlo mejor. Pero después del estrés de los últimos años, no es de extrañar que este año muchas personas se centren en mejorar su autocuidado.

Sin embargo, el autocuidado no consiste únicamente en tomar decisiones más saludables sobre el estilo de vida. Tu mente y tu cuerpo están conectados a tu vida financiera, y cualquier ansiedad que sientas por tus finanzas afectará a tu bienestar general. De hecho, casi un tercio de las personas dicen que la ansiedad financiera les hace sentirse deprimidos al menos una vez al mes, según una encuesta de 2020 de Northwestern Mutual Planning & Progress.

Aquí hay algunas formas prácticas de incorporar el autocuidado en tu vida financiera.

  1. Ponte en sintonía con tu presupuesto

Uno de los fundamentos del autocuidado es conocerte a ti mismo y tus emociones, en cada momento, para saber cuándo debes cuidarte mejor. Cuando se trata de tu dinero, piensa en tu presupuesto de la misma manera: Es la forma de saber en qué punto se encuentran tus finanzas y actúa como un plan para saber cómo gastar tus ingresos mensuales.

Mirar tu presupuesto a principios de año es el momento perfecto para empezar de cero. Identifica si hay algún gasto que hayas incorporado durante la pandemia, u otros gastos que puedas recortar para ver cuánto dinero extra puedes tener.

Como mínimo, un presupuesto te ayuda a asegurarte de que tus gastos mensuales no superan tu sueldo neto. Pero también te ayuda a dejar espacio para todos los objetivos que tienes para tu dinero, incluidas las cosas divertidas. Esta es una forma de desglosar tu presupuesto.

 

  1. Crea objetivos financieros relacionados con tus intenciones

Con un borrón y cuenta nueva, aprovecha el comienzo del año para revisar tus objetivos financieros. Tómate un tiempo para pensar en lo que realmente quieres de tu vida financiera en el 2022.

Suele haber mucha ansiedad en torno a la incertidumbre, especialmente en torno a tus finanzas. Tomarte ese tiempo puede traerte algo de tranquilidad sabiendo que tienes este camino y que te sientes bien sobre hacia dónde te diriges.

¿No estás seguro de por dónde empezar? Establece primero algunas intenciones. Éstas se centrarán en cómo quieres ser y no en lo que quieres hacer este año. A continuación, comprueba cómo eso se traslada a tus finanzas. Por ejemplo, si te propones cuidar mejor de tu futuro, eso podría significar cualquier cosa, desde crear un fondo de emergencia hasta ahorrar más para la jubilación o pagar las deudas, o las tres cosas.

Además, considera que la pandemia ha cambiado tus prioridades. En lugar de un viaje internacional, por ejemplo, podrías estar planeando un proyecto de mejora de tu vivienda. Sea cual sea la meta, dividir los grandes objetivos en trozos pequeños puede hacerlos más manejables. Así podrás celebrar los mini-hitos a medida que vayas avanzando.

 

  1. Pide ayuda a un experto en finanzas personales

La planificación financiera no es algo que tengas que hacer solo. Un asesor financiero puede examinar tus metas, tanto a corto como a largo plazo, y ayudarte a establecer un plan financiero que te permita alcanzarlos. Además de examinar tu presupuesto, puede ayudarte a determinar cómo invertir para tu futuro y crear un plan de jubilación personalizado. El asesor financiero adecuado te proporcionará un asesoramiento individualizado que se adapte a tu situación particular y te mostrará cómo puede cambiar tu plan en las distintas fases de su vida.

 

  1. Encuentra un compañero de responsabilidad

Un asesor puede ayudarte a orientarte para alcanzar tus metas, pero a muchas personas les motiva compartir sus metas financieras con amigos, familiares o una comunidad de personas que comparten objetivos similares.

Piensa en ello como si pidieras a un amigo que fuera tu compañero de entrenamiento. Compartan tus metas, creen puntos de referencia y de control, y comprueben regularmente cómo están progresando.

 

  1. Explora la meditación sobre el bienestar financiero

En los últimos años, los estudios han descubierto que la meditación a largo plazo puede ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad.

El mindfulness financiero amplía ese concepto animándote a visualizarte a ti mismo alcanzando tus objetivos financieros o a citar afirmaciones positivas alentadoras. Esto puede incluir afirmaciones de identidad como:

  • Me siento económicamente cómodo. El dinero me fluye con facilidad.
  • Ahorro regularmente para mi futuro.
  • Estoy libre de deudas y soy próspero.

Pon notas adhesivas por toda la casa que indiquen cuáles son tus metas y cuándo piensas alcanzarlas. Esa visualización puede ayudarte a que se conviertan en una realidad. Cuanto más creas en ello, cuanto más lo veas, más te parecerá que es alcanzable y así podrás seguir en la dirección correcta.

 

El objetivo es establecer una mentalidad positiva, que puede sentar las bases para una mayor motivación y una toma de decisiones más clara. Piensa en ello como un recurso adicional que puedes añadir a un plan financiero basado en la acción.

 

Fuente: Northwestern Mutual

Cómo alcanzar tus objetivos laborales en 2022

Cómo alcanzar tus objetivos laborales en 2022

General

Además de cosas como ahorrar más dinero o comer más sano, uno de tus propósitos para 2022 puede ser avanzar en el trabajo. Esta guía mes a mes desglosa una tarea profesional importante que debes abordar cada mes para que puedas avanzar en tus objetivos profesionales este año y los siguientes.

 

Enero: Establecer objetivos claros

Cuando llegue enero, tu empresa habrá comunicado sus principales objetivos y prioridades para el año que comienza. Haz lo mismo para ti fijando dos o tres hitos profesionales que quieras alcanzar este año, ya sea conseguir un ascenso, volver a estudiar o cambiar de trabajo por completo. A continuación, anota todos los pasos de acción que tendrás que completar para conseguirlos. Si quieres un recordatorio visual, escribe estas aspiraciones en una nota adhesiva y cuélgala en algún lugar para tener tus objetivos presentes durante todo el año.

 

Febrero: Actualiza tu currículum

El primer trimestre suele ser uno de los mejores momentos del año para buscar trabajo. Aunque no estés buscando activamente, es un buen momento para actualizar tu currículum y reflejar tus logros del año pasado. De este modo, estarás preparado para aprovechar cualquier nueva oportunidad que pueda surgir.

Mantener tu currículum en un formato fácil de usar te beneficiará. Mantén un formato sencillo, utiliza un tipo de letra estándar como Arial o Times New Roman y guarda tu currículum en un documento de Word.

Una vez que estés listo para solicitar un trabajo, incorpora palabras clave y frases de la descripción del puesto en tu currículum. Por ejemplo, si estás interesado en un puesto de administrador de redes sociales, utiliza esa terminología y frases relacionadas en tu currículum para aumentar las posibilidades de que se fijen en tu solicitud.

 

Marzo: Refresca tu presencia digital

Una vez que hayas actualizado tu currículum, es el momento de reforzar tu perfil de LinkedIn para asegurarte de que cualquiera que se cruce con él encuentre la información más actualizada. Concéntrate en lo siguiente:

Tu encabezado: Debe describir sucintamente lo que haces (en términos sencillos) más allá de tu cargo.  Pide a un colega que comparta su perspectiva sobre tus habilidades. Por ejemplo, mientras tú te ves como “director de marketing en una pequeña empresa de productos envasados”, tu colega podría verte como “líder creativo de comunicación y marketing en el sector de la salud y el bienestar”.

Tu resumen: Debe describir tus habilidades y pasiones, en forma de párrafo.

Tus logros: Actualiza esta sección con tus más recientes premios recibidos o cursos realizados. Si conoces a algún colega que esté dispuesto a dar una recomendación, acércate y comprueba si está dispuesto a añadir una o dos frases para tu perfil.

 

Abril: Explora los recursos profesionales de tu empresa

Muchas empresas ofrecen a sus empleados diversas oportunidades para mejorar sus habilidades, lo que puede ser una forma conveniente de ayudar a impulsar tu carrera. Para asegurarte de que lo aprovechas al máximo, investiga lo siguiente:

¿Ofrece tu empresa ayudas para la matrícula o el reembolso de clases relacionadas con tu carrera?

¿Puede tu empresa ayudarte a conseguir certificaciones que queden bien en tu currículum?

¿Existen oportunidades de tutoría o grupos de empleados que te permitan relacionarte con los ejecutivos de la empresa?

 

Mayo: Recurre a tu red de contactos

Las empresas que buscan cubrir puestos de trabajo antes del periodo de vacaciones estarán buscando posibles empleados en esta temporada. Por ello, es un buen momento para volver a contactar con antiguos jefes o compañeros de trabajo con un breve pero cordial correo electrónico que sugiera ponerse al día tomando un café. Nunca se sabe quién puede estar contratando, y este pequeño gesto recuerda a aquellos que han tenido un impacto en tu carrera que los valoras y aprecias.

 

Junio: Replantea tu gestión del tiempo

Si tus esfuerzos por hacer varias cosas a la vez y mantener listas de tareas detalladas sólo te hacen ser menos productivo, puede que sea el momento de adoptar un nuevo enfoque. Intenta programar tus tareas diarias para adaptarlas a tus niveles naturales de energía. Por ejemplo, si te sientes con más energía y concentración por la mañana, aborda los proyectos que requieran energía cerebral a primera hora. ¿Te da un bajón a media tarde? Programa ese tiempo para ponerte al día con el correo electrónico o cualquier otra tarea sin sentido (pero necesaria). Para ayudar a resistir las distracciones, asigna una hora de inicio y de finalización con alarmas para saber cuándo es el momento de pasar a la siguiente prioridad.

 

Julio: Haz una revisión a mitad de año

Ahora que ya han pasado seis meses del año, es el momento de echar la vista atrás y ver cómo lo estás haciendo. ¿Qué progresos has hecho en los objetivos que te fijaste al principio? ¿Qué retos podría tener que superar que no había previsto? Ajusta tu plan de acción según sea necesario para mantener el rumbo y terminar el año con fuerza.

Agosto: De vuelta a estudiar

Los días de verano pueden significar que las cosas van más despacio en el trabajo. Así que aprovecha este tiempo extra para pensar en qué tipo de habilidades te gustaría adquirir, aunque no estén directamente relacionadas con tu trabajo. Tanto si siempre has querido tomar clases de cocina y nunca has encontrado el momento, como si sueñas con formarte como instructor de yoga, descubrir nuevas pasiones sólo puede ayudarte en tu carrera y hacerte más completo. Puede que encuentres un nuevo trabajo paralelo.

 

Septiembre: Conocer gente nueva

Si no eres un fanático de los contactos tradicionales, puedes encontrar formas de forjar nuevas conexiones, ya sea ofreciendo tus habilidades, tu tiempo o tus conocimientos. Considera la posibilidad de unirte a una organización profesional, servir de mentor o formar un nuevo comité en el trabajo. Independientemente de las circunstancias, participar en nuevos grupos te permitirá conocer a profesionales con ideas afines, lo que a su vez puede ayudarte a mantenerte comprometido y entusiasmado con tu carrera.

 

Octubre: Pide opiniones informales

Sabes que has trabajado duro todo el año, pero ¿qué piensan tus compañeros? Para averiguarlo, pide una lectura informal de tu progreso antes de que lleguen las revisiones de fin de año. Pregunta a tu jefe, a un compañero, a un proveedor o a un cliente qué creen que estás haciendo bien y qué creen que puedes hacer mejor. Debe ser una conversación informal, así que no te excedas ni pretendas robarles demasiado tiempo: sólo tratas de calibrar para ver qué más puedes hacer para terminar el año con buena nota.

 

Noviembre: repasa tus habilidades interpersonales

La temporada de fiestas significa mucho tiempo social. Tanto si eres una persona introvertida como si te sientes completamente a gusto en un ambiente de grupo, nunca está de más mejorar tu lenguaje corporal y tus habilidades para hablar y escuchar. Presta atención a tu contacto visual, si cruzas los brazos o si escuchas más que hablas. Aunque parezcan pequeños cambios, todos ellos pueden suponer una gran diferencia en la forma en que te perciben profesionalmente en el futuro, cuando te entrevisten para un puesto de trabajo, cuando luches por un ascenso o simplemente cuando establezcas conexiones más profundas con tus compañeros de trabajo.

 

Diciembre: Prepárate para la revisión de fin de año

Ha llegado el momento de presumir tu año de trabajo. Prepárate para la revisión de fin de año como lo harías para una entrevista de trabajo, y no des por sentado que tu jefe sabe todo lo que has logrado. Eso significa llegar preparado con todas las formas en que has sido un activo para la empresa, junto con:

 

  • Cartas de recomendación o elogios de los clientes con los que has trabajado
  • Copias de las evaluaciones anteriores de los empleados
  • Un resumen de todos los nuevos proyectos, junto con los comentarios de éxito
  • Una lista de compañeros de trabajo (tanto dentro como fuera de tu área) que puedan avalar tu trabajo duro y tus atributos profesionales positivos

 

Estar preparado no sólo te ayuda a defender un aumento de sueldo o un ascenso, sino que también te sirve para recordar lo que vales.

Pasos para la planificación financiera a lo largo de la vida

Pasos para la planificación financiera a lo largo de la vida

General Planificación y Presupuesto

No es raro creer que no se necesita una planificación financiera. Hay muchas razones: no tienes suficiente dinero para justificarlo, ya estás aportando para la seguridad social, o tal vez no estás seguro de por dónde empezar.

 

¿Quién necesita planificación financiera?

La realidad es que casi todo el mundo puede beneficiarse de algún nivel de planificación. Un plan financiero es, básicamente, una hoja de ruta financiera que te muestra cómo vas a alcanzar tus objetivos financieros. Cuanto antes traces el rumbo, más preparado estarás para el viaje, incluso para sortear los obstáculos o desvíos que probablemente encuentres en el camino.

 

A continuación, analizamos el valor que la planificación financiera puede ofrecerte a lo largo de tu vida.

 

Pasos para la planificación financiera a los 20 años: Sentar las bases

Para la mayoría de la gente, los 20 años son una época de muchas primicias: el primer trabajo bien pagado, estudios de posgrado, los primeros bienes. También es un momento excelente para empezar a sentar las bases de tu futuro financiero.

A los 20 años, la planificación financiera consiste en comprender tus objetivos. No pasa nada si todavía no conoces todos los detalles. Pero ahora es el momento de empezar a equilibrar algunas metas futuras con lo que es importante para ti hoy. Esto se debe a que tienes una ventaja clave cuando eres joven: el tiempo.

Hay unas cuantas prioridades de planificación clave cuando se está en esta década.

  • Haz un plan para tu deuda. No pasa nada si tienes algunas, pero es una buena idea tener un plan para gestionarlas y pagar las deudas de alto interés.
  • Empieza a crear un fondo de emergencia. Te vas a encontrar con gastos inesperados. Un fondo de emergencia permite tener dinero preparado para esas sorpresas. Es una buena idea trabajar para tener seis meses de gastos ahorrados.
  • Protege tus ingresos. Ahora te mantienes a ti mismo. Contrata un seguro para protegerte ante algún imprevisto.
  • Empieza a invertir. A los 20 años tienes el poder del tiempo. Con el poder del interés compuesto, el dinero que ahorras a los 20 años puede crecer hasta alcanzar una cantidad sustancial en el futuro.

 

Pasos para la planificación financiera a los 30 años: Un plan para los que dependen de ti

En tus treintas, es probable que tus ingresos aumenten a medida que avances en tu carrera. También es probable que tus gastos empiecen a crecer cuando empieces a planificar el matrimonio, la formación de una familia, la compra de una casa y otras decisiones financieras importantes.

Algunas de las prioridades de planificación que debes tener en cuenta a los 30 años son:

  • Proteger a tu familia. Es de esperar que a estas alturas tenga un seguro y un fondo de emergencia. Cuando tienes a otras personas que dependen de ti, el seguro de vida puede ser un complemento importante de tu plan financiero.
  • Ahorra para la universidad. Si tienes hijos (y quieres ayudarles con los gastos de la universidad), ésta podría ser una buena década para investigar las opciones de ahorro para la universidad y empezar a reservar algo de dinero.
  • Revisa tus metas. Es muy probable que la vida sea un poco diferente a cuando tenías 20 años. Puede que tengas una idea más clara de tus grandes objetivos futuros, como comprar una casa más grande o jubilarte. Revisa tus objetivos y asegúrate de que estás priorizando el dinero para las cosas que son importantes para ti (tanto ahora como en el futuro).

 

Pasos para la planificación financiera a los 40 años: Subir de nivel

A los 40 años, estás entrando en tus mejores años para ganar dinero a medida que tu carrera madura. Si tiene hijos, es el momento de enviarlos a la universidad, o al menos de prepararte para ello. También es la década en la que puedes empezar a pensar más seriamente en la jubilación.

Algunas prioridades de planificación para tener en cuenta a los 40 años:

  • Hay muchas cosas en las que gastar el dinero en esta década, pero al llegar a los años de mayores ingresos, intenta aumentar la cantidad que ahorras. Esto podría significar tomar la mitad de cualquier aumento de sueldo y destinarlo a metas futuras, mientras se utiliza la otra mitad para la vida actual.
  • Revisa tu plan. Es probable que hayas puesto en marcha algún tipo de planificación financiera entre los 20 y los 30 años. Puede que tengas todo lo que necesitas automatizado. Pero la vida pasa y la planificación que tienes establecida debe evolucionar contigo. Este es un buen momento para reunirse con su asesor y asegurarse de que estás en el camino correcto para alcanzar tus metas financieras.

 

Pasos para la planificación financiera a los 50 y 60 años: preparar la llegada

A los 50 y 60 años, lo más probable es que tus hijos hayan salido del nido y tu atención se dirija a la jubilación y a otros objetivos por los que ha estado trabajando toda tu vida. La planificación financiera está a punto de volver a ser seria, ya que amplías tus ahorros y empiezas a prepararte para el monumental cambio de ahorrar para tu futuro, a gastar tus ahorros en la jubilación.

Aquí algunas prioridades de planificación financiera que debes tener en cuenta a los 50 y 60 años.

  • Si bien es posible que hayas tenido algunas ideas sobre cómo podría ser la jubilación a los 20 años, ahora que está en los 50, empieza a ser real. Empieza a trazar un mapa de cómo quieres que sea tu jubilación. Esto te ayudará a hacerte una idea de cuánto dinero necesitarás.
  • Querrás elaborar tu plan de jubilación. Esto incluirá aspectos como la decisión de cuándo cobrar la Seguridad Social o usar tu fondo de jubilación. Un plan de jubilación sólido puede prepararte para hacer frente a los riesgos comunes de tu jubilación. Disponer de un plan para estos riesgos puede ayudarte a preocuparte menos, para poder vivir más.

 

¿En resumen? Nunca es demasiado pronto ni demasiado tarde para empezar con la planificación financiera

Un plan financiero es una poderosa herramienta para ayudarte a alcanzar tus metas. Cuanto antes empieza a trabajar para alcanzar esas metas, antes podrás empezar a poner en práctica el poder del interés compuesto.

Y no tienes que hacerlo solo. Un asesor financiero puede ayudarte en cualquier etapa de su vida, puede ayudarte a entender cómo la planificación financiera puede ayudarte a tomar las mejores decisiones financieras que te ayuden a vivir la vida que deseas hoy y en el futuro.

 

Fuente: Northwestern Mutual

4 maneras de mejorar tus finanzas en diciembre

4 maneras de mejorar tus finanzas en diciembre

General

El final de 2021 está a la vista. Si bien es cierto que será un mes ajetreado de celebraciones y festividades, realizar algunas tareas relacionadas con el dinero antes de que termine el año te pondrá en un buen lugar para iniciar un exitoso 2022. Te indicamos cinco maneras de mejorar tus finanzas en diciembre.

 

Haz un recuento de tus gastos de temporada

En este punto, es posible que ya hayas terminado tus compras navideñas del año. Sin embargo, diciembre puede afectar a tu cartera, por lo que es posible que desees crear un presupuesto para ayudarte a mantener el rumbo de tus gastos en las próximas semanas. Aunque probablemente tengas que contabilizar algunas reuniones sociales, también querrás pensar en otros gastos que surgen en esta época del año, como propinas, donaciones, decoraciones, etc.

 

Haz algunas aportaciones de fin de año para la jubilación

Es un buen momento para considerar la posibilidad de destinar los fondos extra que hayas acumulado a lo largo del año a tu futuro. Puedes utilizar una parte de tu décimo tercer sueldo para aportar para tu jubilación.

 

Empieza a pensar en las metas 2022

Las metas para el nuevo año suelen tener mala fama por ser efímeras e inalcanzables, y las relacionados con el dinero no son una excepción. Así que, aunque pueda parecer algo prematuro pensar en metas financieras antes del 1 de enero, conocer los errores que hay que evitar de antemano puede ser útil a la hora de establecer metas para el año que viene.

Por ejemplo, en años anteriores puedes haber dicho que tu propósito era “ahorrar más dinero”. Aunque se trata de un objetivo admirable, es muy amplio y no aborda la forma en que realmente lo vas a lograr. Este año, divide ese objetivo en pasos más prácticos, como determinar una cantidad fija que quieras ahorrar cada mes y establecer una transferencia automática a tu cuenta de ahorros.

 

Tengan una charla sobre el dinero en pareja

Tener tus propias metas financieras está muy bien. Pero cuando estás en una relación, puede llegar un momento en que tu pareja desempeñe un papel en la configuración de esos planes. Aunque el final de diciembre es un buen momento para sentarse con tu pareja, convertirlo en un hábito regular puede ayudarles a rendir cuentas de sus metas compartidas y asegurar que ambos están en la misma página.

 

Fuente: Northwestern Mutual

Pasos sencillos que pueden ayudarte a alcanzar tus metas financieras este 2022

Pasos sencillos que pueden ayudarte a alcanzar tus metas financieras este 2022

General Planificación y Presupuesto

A pocas semanas para que termine el 2021, probablemente estés más centrado en las festividades de fin de año que en establecer los propósitos para el próximo año.

Pero si tienes grandes metas financieras para el 2022, es posible que quieras empezar a pensar en ellas ahora. Comienza a identificar cuándo quisieras conseguir tus metas y no dejar que las cosas se den arbitrariamente.

A continuación, te ofrecemos algunos consejos para prepararte para tener éxito, de modo que, cuando llegue el fin de año, puedas brindar por el hecho de que ya estás progresando para alcanzar tus metas financieras.

 

Meta N.1: Ahorrar más

Lo que puedes hacer ahora: Revisar el destino de tu dinero.

Esta es una meta clásica, por una buena razón. ¿Quién no quiere ahorrar dinero y empezar el año con el pie derecho? La verdad es que se necesita tiempo para crear un nuevo hábito, así que, en lugar de dejar de gastar sin sentido, un primer paso mejor es ver a dónde se va tu dinero.

Empieza por revisar los estados de cuenta de tu banco o tarjeta de crédito del año pasado. Si eres capaz de clasificar tus transacciones, da un paso más y examina tus gastos por categorías. ¿Te sorprenden las cifras? Profundiza aún más y haz un seguimiento de tus gastos durante las próximas semanas. ¿Hubo cosas en las que gastaste dinero de las que podrías haber prescindido? ¿Te habrías sentido mejor si hubieras reservado ese dinero para, por ejemplo, unas próximas vacaciones o un futuro pago inicial?

Este ejercicio no consiste en gastar menos, sino en asegurarte de que tu dinero se destina a las cosas que valoras. Una vez que sepas en qué gastas tu dinero, puedes crear un presupuesto que refleje qué aspectos quieres reducir y hacia qué metas de ahorro quieres redirigir ese dinero.

 

Meta N.2: Pagar las deudas

Lo que puedes hacer ahora: Haz un balance de lo que debes.

Pagar las deudas es un reto, pero hay formas de ser estratégico al respecto. Antes de hacer algo, hay que saber algunas cosas. Para cada deuda que tengas, comprueba cuánto estás pagando de intereses, cuáles son tus saldos restantes y cualquier beneficio potencial que puedas obtener de la deuda (por ejemplo, podrías obtener una deducción de impuestos sobre los intereses un préstamo estudiantil).

 

A partir de ahí, querrás priorizar el pago de tu deuda. Si tienes alguna deuda de tarjeta de crédito, probablemente querrás centrarte en ella en primer lugar, ya que es probable que tenga una mayor tasa de interés. Hacer un balance de tu deuda ahora también puede ayudarte a decidir si debe refinanciar o consolidar tus deudas.

 

Meta N. 3: Aumentar los ahorros para la jubilación

Lo que puede hacer ahora: Aumentar tus aportaciones en un 1%.

Si ya dispones de un fondo de ahorro para tu jubilación, considera la posibilidad de aumentar tus aportaciones en un 1%. Se trata de una cantidad pequeña, por lo que es poco probable que se note un gran impacto en tu presupuesto. Además, cuanto antes empieces a ahorrar, más tiempo le darás a tu dinero para crecer potencialmente.

Si aún no has empezado a ahorrar para la jubilación, no esperes hasta el año nuevo; considera la posibilidad de abrir una cuenta de jubilación ahora. Tómate el tiempo necesario para revisar cuidadosamente tus opciones y elige la que más se acerca a tus necesidades.

 

Meta N.4: Conseguir un aumento de sueldo

Lo que puedes hacer ahora: Empieza a hacer un seguimiento de tus logros.

Si pensabas pedir un aumento en enero, puede que sea demasiado tarde. Para entonces, es posible que el presupuesto de tu empresa ya esté cerrado para el año, así que es una buena idea consultar ahora, antes de que se tome ninguna decisión.

En primer lugar, pregunta a tu jefe o al departamento de RRHH sobre el calendario de las decisiones de compensación. Si aún estás a tiempo de exponer tu caso, haz saber a tu jefe que estás interesado en mantener esa conversación. A continuación, empieza a recopilar datos sobre tus triunfos laborales, como el aumento de la productividad de tu equipo, tu contribución al éxito de una campaña o cualquier otro gran triunfo que demuestre tu valía, sobre todo si ha ido más allá de las expectativas del trabajo. Hacer este tipo de diligencia debida es importante porque es difícil discutir con hechos sólidos.

 

Meta N. 5: Conseguir un nuevo trabajo

Lo que puedes hacer ahora: Empezar a buscar trabajo.

Puede que estés interesado en hacer un cambio de carrera en 2022. Y aunque es cierto que enero y febrero son una de las mejores épocas del año para buscar un nuevo empleo, no dejes que eso te disuada de ponerte en marcha ahora. Incluso si el proceso va más lento de lo que te gustaría, seguirás estando por delante de lo que tenías previsto en enero, por no mencionar que tendrás menos competencia. Además, nunca es mala idea presentar tu nombre y tu currículum a los reclutadores, que tendrán opciones listas para cuando inicien su búsqueda en enero.

 

Fuente: Northwestern Mutual

Navidad Esencial

Navidad Esencial

General

Autora: Lourdes Hernández

Navidad Esencial significa vivir diciembre con una prioridad: el ahorro. Para nuestro bolsillo, para la comunidad y para el planeta.

Seis pasos para lograr una Navidad Esencial:

 

Paso 1:

Ten una lista minuciosa de personas a quienes debes dar un regalo y aquellas a quienes quisieras mostrar tu aprecio y cariño. Es comprensible que hay compromisos ineludibles. Anota junto a cada nombre y regalo, el sitio o el proveedor del producto y el precio tentativo que esté dentro de tu presupuesto. Es bueno poner un precio similar a todos tus regalos, por ejemplo $15. Para tu pareja y tus hijos puedes incrementar el monto, sin caer en el despilfarro.

 

Paso 2:

Revisa en el internet las marcas de almacenes u objetos que necesitas para todos tus regalos, cenas, demás gasto con base en el punto 1. Compra en línea y pide que te lleven a domicilio para evitar salir a enfrentar la parafernalia navideña. Si un familiar o amigo cercano ofrece productos, haz que sean tu primera elección.

 

Paso 3:

Asegúrate de llevar varias bolsas de tela y una canasta o cartón para evitar fundas plásticas y más empaques. Solicita a tu proveedor o dependiente de almacén que evite en lo posible los envoltorios. Ten en casa papel de empaque o periódico para tus regalos. Para dar vida a los regalos, añade una tarjeta vistosa o un lazo de materiales reciclados. Los colores tierra son tendencia.

 

Paso 4:

Regala experiencias como primera elección. Desde una caja de chocolates hasta un viaje, son regalos que a todos nos gusta. Cualquier opción de regalo debe cumplir con las características de consumo responsable: local, posible de pagar, amigable con el ambiente, precio justo.

 

Paso 5:

No compres árbol de navidad, sino adorna uno en el jardín de tu casa o decora una planta grande de interiores. No compres adornos navideños. Recuerda que para tus hijos y familiares es más bonito reencontrarse con objetos familiares que les traen dulces recuerdos.

 

Paso 6:

Llegaron las cenas y agasajos. Que no sean motivo de compra de regalos impulsivos ni de ropa nueva para cada evento. Concéntrate en lo importante: la confraternidad, el compartir momentos únicos, la reflexión sobre el verdadero significado de Navidad. El fin de año también es un espacio de amistad y unión, e invita a analizar el año que pasó, si las metas propuestas se cumplieron y los propósitos de mejora para el nuevo año.

¿Por qué algunas personas cumplen sus metas?

¿Por qué algunas personas cumplen sus metas?

General Planificación y Presupuesto

Autora: Lourdes Hernández

 

Mauricio, un personaje hipotético, se pregunta: ¿Por qué hay personas que ganan menos que otras y logran ahorrar?

¿Tal vez leen artículos de internet sobre cómo ahorrar?

¿Son financieros?

¿Tienen un ingreso extra?

 

Pedro tiene sobrepeso y dice que se debe al estrés de su trabajo. Entonces repite muchas veces: tengo que bajar de peso, tengo que bajar de peso.

Como eso no le da resultados, se mete a un gimnasio, aprende recetas de comida ligera y lee mucho sobre dietas y reducción de peso.

En un mes, Pedro se mantiene con sobrepeso, pero ya ve algún resultado. Se motiva y sigue intentando.

Poco a poco consigue su objetivo y eso lo motiva más. Sigue bajando de peso, tiene un mejor rendimiento deportivo y laboral. Pedro tomó acción sobre su problema.

 

En sus lecturas, Mauricio descubre algunas claves para ahorrar, pero no quiere sacrificar su estilo de vida y no toma acción.

Vive sin ahorros y su justificación es que no encuentra el método que funcione para ahorrar.

 

¿Cuántas veces nos ponemos metas que nunca logramos?

 

Las justificaciones son muchísimas, pero la verdadera es: falta de compromiso

Nadie te tomará de la mano para llevarte a cumplir tu meta.

 

El camino no es línea recta, hay obstáculos y cuestas. Puedes renunciar o continuar.

Los que renuncian se quejan, critican, escriben malos comentarios.

Los que continúan no tienen tiempo para eso. Continúan así:

  1. Miran dónde están este momento
  2. Anotan la meta exacta que quieren cumplir: bajar 20 libras, renovar su casa, comprar un carro, ahorrar $2000 este año
  3. Escriben la lista de caminos u opciones para llegar a su meta
  4. Eligen una opción y se centran en ésta, dejando las otras de lado
  5. Tratan una por una sus metas hasta irlas consiguiendo
  6. Si ninguna opción resulta, intentan de nuevo sin excusas hasta conseguir la meta

 

Fuente: Aprendiz Financiero

Tips para ahorrar en Navidad

Tips para ahorrar en Navidad

Ahorro General

Autora: Carla Arcos

Sabemos bien que en esta época del año tendemos a gastar más de lo esperado. En Navidad es cuando más gastamos, en regalos para nuestros allegados, ropa, cenas, entre otras cosas.

Por eso, te ofrecemos los cinco mejores tips para que puedas comprar todo lo que necesitas para estas fiestas y tengas un ahorro asombroso en tu economía.

  1. Realiza una lista de tus compras necesarias

Si realizas una lista con tus compras necesarias, evitarás salir de tu presupuesto y así también no olvidarás nada.

  1. Paga en efectivo si es posible

Si es posible paga en efectivo, así evitarás pagar los intereses de la tarjeta o los costos adicionales por pagar con la misma.

  1. Busca ofertas y promociones

Existen grandes promociones en las tiendas que puedes aprovechar, que además ya vienen empacadas y surtidas, como por ejemplo las canastas navideñas.

  1. Recorre varios lugares donde vendan el producto que deseas y mira cual es el mejor precio

Puedes encontrar la mejor oferta con un recorrido virtual para que no gastes en tiempo ni en transporte.

  1. Ten prioridades en tu lista de regalos

Compra tus regalos por prioridades: primero tus familiares más cercanos, después algunos compromisos y luego obsequia detalles pequeños al resto de personas de tu lista.

Estos tips no solo sirven en este mes de fiestas, sino en todos los meses del año. ¡Lo importante es tu ahorro!

Dinero Feliz ¿lo tienes?

Dinero Feliz ¿lo tienes?

General

Autora: Lourdes Hernández

 

Las funciones del dinero son: intercambio, ahorro y crecimiento.

Pero, según Ken Honda en su libro Dinero Feliz (Happy Money), las razones que tiene la gente para querer más dinero son cinco:

  • Mantener un estándar de vida
  • Ganar poder
  • Vengarse de otros
  • Encontrar libertad
  • Expresar amor y apreciación

 

Todos queremos que nuestro dinero sonría. Pero si no tenemos una actitud saludable hacia el dinero, no habrá cantidad en el banco que cambie la relación con éste.

Alguien se burló de ti alguna vez, entonces “le pagas” al mostrarte adinerado. A veces, si no puedes gastar, lo haces solo para sentirte superior.

Es una actitud que te hace daño a ti mismo. Es una muestra de inseguridad.

Si eres feliz con tu vida y tu trabajo, tu billetera sonreirá.

Si eres feliz, el dinero es una fuerza de gozo, y siempre estará ahí. Si tienes miedo, proyectas miedo al dinero, y éste no es tu amigo, te abandonará.

Ken nos hace esta pregunta:

Si el dinero fuera una persona, ¿quién sería? Alguien gentil y bondadoso, o alguien malo y poco amigable.

Si siempre tuviste una buena experiencia con el dinero, te va ir bien económicamente, no vas a sufrir ni a culpar a otros por la falta de dinero o porque no te va bien.

¿Por qué hay gente a quien sus padres pagan todo desde chicos y salen adelante? ¿Por qué otros siempre están sufriendo para tener el pan en la mesa, con escasez permanente?

Las creencias de generaciones de antepasados llegan a ti, tanto de escasez como de abundancia. De algo bueno y energético como de algo malo. Está en tus manos crear una mentalidad de abundancia para heredarla a tus futuras generaciones.

Ken dice: “tengo amigos que viven sin dinero, producen su propia comida, comprarán al año $1000 máximo. Y tengo otros amigos que en una noche pueden tomar un vino de $1000. Tengo amigos dueños de grandes empresas y otros que manejan un camión o son asistentes o amas de casa. Y ambos, los ricos y los no tan ricos tienen las mismas preguntas sobre el dinero. Qué pasará en el futuro, tendré la misma suerte siempre, tendré más o menos dinero. Pocos son los que no tienen miedo al futuro ni viven con el mito de la escasez.

En todos los casos, el dinero no compra la felicidad. Porque querer siempre más, no te da paz.

Es cierto que el dinero alivia ciertas incomodidades de la vida. Te evita cierto estrés y preocupación. Puedes pagar las cuentas cada mes, invitar a los amigos o dar un regalo.

Ken Honda propone cinco pasos para tener una buena relación con el dinero:

 

  1. Vivir el presente, la felicidad viene de dentro. Soy feliz hoy, aquí. Y soy agradecido. Esta gratitud me da gozo y entusiasmo. Cuando aprecio algo que estoy gozando, me conecto con este momento. Mucha gente no vive eso, la vida es una competencia y aun cuando gana, se prepara para la siguiente carrera. No hay tiempo para disfrutar, pues alguien te puede ganar. Te desconecta del momento presente. Te hace escaso. No apures al siguiente momento. Vive éste.
  2. Tener una relación de amor con el dinero. Estoy enamorado del dinero para hacer cosas que me gustan. Tengo suficiente, tengo lo que necesito. Así no sea rico-a. En el centro de mi vida no está el dinero. Está lo que me gusta hacer. No veo los precios, compro lo que me gusta. Sé lo que quiero, por eso no compro mucho. Compro con responsabilidad y veo la calidad. No acumulo cosas, vivo experiencias para sentirme vivo-a.
  3. El dinero no me define. Sé quién soy y estoy bien con esto. No pienso que debo tener una casa más grande o un carro más lujoso porque sé que eso no va a hacer que mi vida sea mejor, se transforme y me saque de los problemas. Soy auténtico-a. Salgo con gente auténtica, no con la que me impresiona o se deja impresionar por mí.
  4. El dinero no tiene poder sobre mí. Yo tengo poder sobre el dinero. La clave del éxito es siempre perder un poco cada vez que hago un negocio. Así cada uno sale satisfecho. Esta actitud proyecta una idea de honorabilidad de mi persona y todos quieren hacer negocios y trabajar conmigo. El dinero fluye.
  5. Tengo confianza de que nada me sucederá. Tener miedo del dinero: si gasto o si no gasto, si invierto o se hice lo correcto con mi dinero. Ese miedo me puede volver avaro-a o me hace evadir relaciones u oportunidades. La mejor forma de proteger el dinero es proteger mi relación con otros. Es cumplir promesas, obedecer la ley, comunicarse honestamente. Así no hay peligro de perder mi dinero.

 

Fuente: Happy Money, Ken Honda

Estrategias para pagar tus deudas

Estrategias para pagar tus deudas

Crédito General

Autora: Lourdes Hernández

Cuando se trata de pagar deudas, las estrategias más populares para pagarlas son:

Avalancha y Bola de Nieve.

Así trabajan:

Deuda Avalancha:

  • Organiza tus deudas o créditos según la tasa de interés, de la más alta a la más baja.
  • Paga la cuota mensual en todas tus deudas, pero paga más a la que tiene un interés más alto.
  • Después de terminar de pagar esa deuda de alto interés, pasa a la siguiente de alto interés, hasta que la pagues y así, una tras otra.
  • De forma matemática, este método te ayudará a pagar lo menos posible en intereses.

Deuda Bola de Nieve:

  • Organiza tus deudas según el tamaño del capital (monto total que adeudas) de éstas. De la más baja a la más alta.
  • Paga las cuotas mensuales de tus deudas, pero paga un poco más en la que tenga un capital menor.
  • Una vez que has pagado esa deuda, pasa a la siguiente con el capital menor.
  • Este método te sirve para lograr victorias rápidas, lo cual te mantiene motivado conforme vas pagando tus deudas.

Lo más importante es saber que el crédito es dinero prestado que debes devolver con intereses en el tiempo.

Fuente: Northwestern Union